• Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Social Icon

© 2015 FINEST CONSULTORA                                                           

Septiembre, 2016

 

 

En la anterior publicación explicamos el concepto de EBIT y cómo se determina este indicador. En este artículo repasamos la relación entre el EBIT de una empresa y la generación de flujos de efectivo.

Para ello comenzaremos por repasar el concepto del Flujo de Fondos Operativo y la forma de determinarlo.

El flujo de efectivo de las actividades operativas

El flujo de efectivo de las actividades operativas o Flujo de Fondos Operativo (FFO) es una de los principales subtotales que muestra el estado de flujo de efectivo y es un indicador clave de la medida en la cual la actividad principal (o actividades principales) de una empresa genera fondos líquidos suficientes para reembolsar los préstamos, mantener la capacidad de operación de la entidad, pagar dividendos y realizar nuevas inversiones sin recurrir a fuentes externas de financiamiento.

El importe del FFO se deriva fundamentalmente de las transacciones que constituyen la principal fuente de ingresos de la empresa, por ejemplo:

  1. cobranzas por ventas de bienes y servicios y otros ingresos de actividades ordinarias;

  2. pagos a proveedores por suministro de bienes y servicios;

  3. pagos de remuneraciones y cargas sociales;

El FFO no incluye los flujos de efectivo de actividades de inversión y financiación. Los flujos de efectivo de actividades de inversión (FFI) corresponden principalmente a desembolsos que se hacen para obtener recursos que generarán flujos de efectivo en el futuro (p.e. pagos realizados para la adquisición de activos fijos) y a ingresos de efectivo provenientes de la enajenación de dichos recursos. Los flujos de efectivo de actividades de financiación (FFF) incluyen los movimientos de efectivo derivados de la estructura de financiamiento de una entidad, ya sea que se corresponda con transacciones con los propietarios del capital (p.e. ingresos de efectivo por aporte de propietarios, o pago de dividendos en efectivo), o a proveedores de préstamos.

En el siguiente cuadro se muestran los principales componentes del estado de flujo de efectivo de una entidad:

•cobros por venta de bienes y servicios

•pagos a proveedores por suministro de bienes y servicios

•pago de remuneraciones y cargas sociales

•pagos por adquisición de activos fijos e intangibles

•cobros por venta de activos fijos e intangibles

•pagos por adquisición de otras entidades

•aportes en efectivo en subsidiarias y afiliadas

•aportes en efectivo de propietarios de la entidad

•pago de dividendos en efectivo

•ingresos de efectivo por obtención de préstamos

•pago de efectivo por cancelación de préstamos

Información sobre los flujos de efectivo de las actividades operativas

En un estado de flujo de efectivo la información sobre el FFO puede presentarse usando dos métodos:

  1. El método directo, presenta las principales categorías de cobros y pagos para arribar al FFO;

  2. El método indirecto, que consiste en partir del resultado del período y hacer ajustes por aquellas partidas que no hayan implicado movimientos de fondos (p.e. depreciaciones) y la variación de los rubros operativos (créditos por ventas, cuentas por pagar comerciales). La mecánica de determinación indirecta de los flujos de efectivo operativos se basa en corregir las partidas de ingresos y egresos devengados en el período por la variación de saldos de rubros operativos para arribar a los cobros y pagos operativos. Utiliza la siguiente fórmula:

 

Cobros = Ventas + (Créditos por ventas al inicio – Créditos por ventas al cierre)

Veamos un ejemplo simple para entender la diferencia entre estos dos métodos de determinar el FFO.

Balance de EFE S.A. al 31/12/X

31/12/X              31/12/X-1

Estado de resultados de EFE S.A.

31/12/X        

Determinaremos el FFO por ambos métodos.

Método directo

Por el método directo se presentarán las principales categorías de cobros y pagos operativos del ejercicio. Para ello podríamos tomar los movimientos del Libro Mayor de las cuentas de caja y bancos y clasificarlas en las categorías a presentar.

Supongamos que los movimientos del rubro caja y bancos se pueden clasificar en las siguientes categorías:

Entonces el FFO por el método directo quedaría presentado de la siguiente manera:

Método indirecto

Para arribar al FFO por el método indirecto partiremos del resultado neto del ejercicio y se harán los ajustes por las partidas que formen parte de dicho resultado y no impliquen movimientos de fondos y por la variación de activos y pasivos operativos.

Si bien tanto las normas contables locales como las internacionales recomiendan el uso del método directo ya que suministra información más relevante sobre las principales categorías de cobros y pagos, en la práctica es más utilizado el método indirecto puesto que resulta muy complejo clasificar los movimientos de las cuentas de efectivo y sus equivalentes teniendo en cuenta la cantidad de transacciones que una entidad tiene durante un ejercicio.

 La relación entre el FFO y el EBIT

Luego de haber  repasado el concepto y determinación del FFO estamos en condiciones de analizar su relación con el EBIT.

Recordemos que EBIT  es un acrónimo cuya sigla en inglés significa resultado antes de intereses e impuestos (Earnings Befor Interest & Taxes). Este indicador muestra la performance operativa de una entidad y la capacidad que tiene esta performance para hacer frente al costo del financiamiento y lograr rentabilidad para los propietarios. Esto quiere decir que tanto el EBIT como el FFO son cifras que se refieren a la actividad operativa de una empresa, pero con una diferencia fundamental: el FFO es una medida de movimiento de caja (efectivo y equivalentes) mientras que el EBIT es un indicador de ingresos y gastos devengados en un período, es decir no necesariamente cobrados y pagados.

Para una mejor comprensión de esta relación utilizaremos el ejemplo de EFE S.A.

Recordemos el estado de resultados de EFE S.A. al 31/12/X:

Tal como observamos anteriormente el EBIT es igual al resultado antes de intereses e impuestos. Dado que el resultado de EFE S.A. no incluye intereses el EBIT es igual a 1.200:

Solo restaría conciliar el EBIT con el FFO para lo cual es necesario hacer los ajustes correspondientes para transformar el concepto devengado del EBIT en el percibido del FFO.

El comprender estos dos indicadores es de suma importancia para poder analizar la performance pasada de una empresa y para poder realizar proyecciones sobre su desempeño futuro.

Dejanos tus comentarios o consultas