• Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Social Icon

© 2015 FINEST CONSULTORA                                                           

El Ebit se calcula de la siguiente manera:

 

Ventas

(Costo de ventas)

 

 

Margen Bruto

(Gastos de administración)

(Gastos de comercialización)

 

(Otros gastos operativos)

Beneficio/Pérdida antes de intereses e impuestos o Beneficio Operativo

El mismo es de gran relevancia, porque nos permite comprender la capacidad para generar resultados operativos positivos/negativos por parte de una compañía, a lo largo del tiempo sin tener en cuenta los costos financieros (que están relacionados con la estructura de financiamiento), ni el costo impositivo.

Si bien en la contabilidad de las empresas se utiliza el método de lo devengado, con ciertos ajustes (que veremos en el próximo artículo), podemos arribar a los flujos generados en un año en particular, y proyectar los flujos que dicho activo (ceteris paribus) podría generar a futuro. 

Esta magnitud es de suma importancia para tener en cuenta, ya que nos permite comparar dos compañías con estructuras operativas similares o diferentes actuando en mercados distintos, o en mercados similares y de esta manera evaluar la performance del management y la eficiencia de la utilización de los recursos que la misma posee.

En el caso que un inversor quisiera conocer la capacidad de generar resultados de un conjunto de recursos, la estructura de financiación de esos recursos no sería relevante. Supongamos que el mismo inversor quiere invertir en la compañía, entonces lo primero que revisará es la capacidad para generar recursos de la misma, independientemente de como sea financiado dicha generación de resultados, y en este caso el EBIT o BAII posee una gran utilidad.

Además, utilizando esta magnitud y realizando el cociente entre EBIT/ACTIVO[1*] (Rentabilidad del Activo), podemos comprender una medida de la rentabilidad de esos activos puestos a disposición de la capacidad productiva de la compañía, dejando de lado las diferentes estrategias de financiamiento e impositivas de la empresa en cuestión:

Activos: recursos que posee la compañía para satisfacer una necesidad de un mercado específico

Generan productos o servicios que se venden en un mercado específico. Contablemente se registran estas operaciones como “Ventas”, “Costos de Ventas”, “Gastos de comercialización”, “Gastos Operativos”

Su aplicación práctica

Supongamos que obtenemos el estado de resultados de “Nike”(1):

El EBIT de Nike será la línea remarcada como “Operating Income (Beneficio Operativo), lo cual nos indica que Nike ha generado beneficios positivos de su explotación del negocio. Además, si realizamos una evaluación del incremento de ese EBIT, el mismo se ha incrementado un 8% en 2016 respecto de 2015, un 13% en 2015 respecto de 2014, y un 14% entre 2014 y 2013. Claramente, esto no nos indica cuál fue la estrategia [2*] que utilizó la compañía para realizar estos incrementos, pero nos indica que continuamente su evolución fue positiva.

Respecto de la Rentabilidad del Activo, que mencionamos más arriba, podemos identificar que Nike ha mantenido su rentabilidad alrededor del 21%, un indicador envidiable en una industria de alta competencia.

Ahora revisemos los estados financieros de su competidor, Adidas(1):

[1] Obtenido de: http://www.adidas-group.com/en/investors/financial-reports/#/2015/ y convertido por el tipo de cambio a la fecha de cierre de cada balance, según: http://cambio-divisas.es/archivo-euro/2013-12-31/

El EBIT generado por ADIDAS en dólares (convertido al tipo de cambio de cierre)  en 2015 asciende a 352 millones de dólares, siendo un 169% mayor que en 2014 en donde el  EBIT disminuyó  un 28,5% respecto de 2013.

La rentabilidad del activo de ADIDAS fue la siguiente para cada período:

Revisando las estructuras operativas de ambas compañías, y sus EBIT podemos concluir que Nike posee una mejor eficiencia en la utilización de sus activos para generar resultados respecto de su competidor ADIDAS, en cuanto que en términos de EBIT la primera (USD 4.175 millones en 2015) supera a la Adidas (USD 352 millones en 2015).

Si solo nos quedamos con esta medida, no estaríamos teniendo en cuenta el tamaño relativo del Activo de cada compañía, y su capacidad de generar ingresos. Para poder comparar las estructuras operativas y la eficiencia con la que el management ha explotado la misma, utilizamos la rentabilidad del activo que nos permite evaluar que Nike (19% para 2015) ha sido más eficiente que Adidas (4,30% para 2015) al utilizar su activo para generar resultados operativos positivos.

Conclusión

 

El Ebit o Baii nos permite comprender si una compañía está generando resultados positivos con los activos con los cuales opera (dejando de lado la estructura de financiación de los mismos) y permite comprender su eficiencia al compararlo relativamente a la estructura de recursos utilizada.

Veremos más adelante como combinado con técnicas para convertir dichos resultados devengados, obtenidos de la contabilidad, en flujos de fondos, nos permite obtener y proyectar la capacidad para generar efectivo de la empresa bajo análisis.

REFERENCIAS

[1*] Denominado rentabilidad del activo, demuestra la eficiencia en el uso de los activos, o la capacidad para generar resultados por cada peso de activo invertido. 

[2*] Para poder comprender con mayor profundidad los motivos y causas que llevaron al incremento continuo del EBIT de la compañía debemos estudiar la estructura competitiva de la compañía, la estrategia llevada adelante por la misma y por sus competidores, y la estructura productiva y de marketing de la misma.

Por Manuel Novoa

Septiembre, 2016

El “Ebit” proviene de las siglas en inglés “Earnings before interest and taxes”, en castellano sería el BAII “Beneficio antes de intereses e impuestos”. Es el resultado que genera el Activo de una empresa, o estructura productiva, de comercialización y administración de la misma. 

El  Ebit o Baii, y su utilidad

Dejanos tus comentarios o consultas